Blog

¿Quieres organizar bien las mesas en tu banquete de Bodas?

En Grupo Juan El Marchenero ya son algunos años los que llevamos a nuestras espaldas en la celebración de bodas, tanto ceremonias, como banquetes.

Hemos visto pasar por nuestras instalaciones a muchas parejas enamoradas, y de todas ellas, hemos ido aprendiendo poco a poco, de forma que son ellos los que nos han hecho mucho mejores en nuestro trabajo. Y lo que nos queda por aprender de ti.

Hoy queremos compartir contigo algo que nos ha enseñado la experiencia y que con mucha frecuencia se deja un poco al arbitrio. Hablamos de la organización de las mesas en el banquete.

Organización de mesas en el Jardín Organización de mesas en el Patio

La importancia de una correcta organización de las mesas en el día más importante de tu vida.

¿Te imaginas que en un día tan importante como lo es el de tu boda tu prima se disgusta porque se ha quedado sola? ¿O un compañero de trabajo al que invitas que no tiene nadie con quién hablar durante el banquete?

Todos estos son problemas que te ahorrarás si haces una buena planificación y piensas cuál es el mejor lugar para que se siente cada uno de tus invitados.

La cuestión es que es una fecha para celebrar tu amor con los que quieres y aprecias, y lo último que quieres es que se sientan incómodos, molestos y no se lo pasen bien, ¿verdad?

En Grupo Juan El Marchenero sabemos muy bien cómo tratar este asunto, y si nos lo permites, nos encantará darte aquellos consejos que necesites y nos pidas. Solo queremos que el día de tu boda sea un auténtico éxito.

Si no quieres tener problemas con tus invitados y sus sitios, sigue leyendo.

Algunos consejos para planificar los asientos de todos tus invitados.

Antes de nada, hay un regla que nadie dice pero que todos conocemos: cuanto más cerca te sientes de los novios, es que eres más importante para ellos. Y tus invitados también lo saben, así que debes tenerlo en cuenta.

 

  • ¿Cuántos invitados asistirán?

Obviamente, eso es lo primero que tienes que saber exactamente para poder realizar la planificación de dónde va a sentarse cada uno. Es por eso por lo que se manda la invitación solicitando la confirmación de asistencia.

Sin conocer cuál va a ser el número de invitados es complicado no solo hacer un seating plan adecuado, sino encontrar un lugar donde darles de comer, ya que todos los salones tienen un aforo máximo que no se puede superar por ley.

Una vez sepas el número, ya te puedes poner manos a la obra.

  • Ten claro cuántas mesas vas a necesitar y de qué tipo.

A ver, eso irá en función al espacio que tengas disponible en el salón del banquete. No obstante, se pueden usar mesas circulares, rectangulares o cuadradas. Nosotros te aconsejaremos cuál es la cantidad óptima de personas que puedes sentar a la misma mesa, así como cuántas mesas puedes colocar en el espacio para que todos estén cómodos.

Ten en cuenta que las mesas redondas son muy adecuadas para que todos se sientan iguales y se fomente la conversación, mientras que las rectangulares, aunque sí ahorran espacio, solo permiten charlar con las personas que tienes más cerca de ti.

  • Filtra por categorías de invitados.

No nos referimos con esto a que tengas invitados de distinta “clase” si no, a si son familiares del novio, de la novia, compañeros de trabajo, amigos… a los distintos grupos de tu vida.

Esto es importante, porque si sientas, por ejemplo, a un compañero de trabajo con un familiar, probablemente se van a pasar todo el banquete en silencio, pues, a priori, tienen poco en común.

  • Que las mesas estén perfectamente distribuidas en el espacio.

Como dijimos antes, el objetivo es que todos tus invitados estén cómodos y que se puedan mover tranquilamente. Es por ese motivo por el que las mesas se tienen que distribuir por todo el espacio adecuadamente, para que cuando un invitado quiera levantarse y mover la silla, no moleste al que está detrás.

Parece una obviedad, pero no lo es. Y hay muchas veces en las que esto no se tiene en consideración.

  • Muy importante: la organización de las mesas hay que hacerla entre los dos.

Otra cuestión que parece algo muy obvio, pero no lo es. Hay muchas parejas en las que es una de las partes la que se encarga de los preparativos. El peligro de esto está en que si quien hace la planificación no conoce a la persona, puede sentar juntas a dos personas que se llevan mal o que no se conocen, o que son ex pareja. Y ya tenemos el lío hecho.

Por eso, cuando te sientes a hacerlo, hazlo con tu pareja para evitar problemas que no quieres tener en tu boda.

  • Si hay niños, siéntalos todos en la misma mesa.

En una boda, todos queremos estar tranquilos. Invitados y novios. Muchas parejas llevan a la celebración a los niños, pero los chiquillos no entienden que los adultos quieran comer, beber y divertirse riéndose y charlando con familiares y amigos a los que no ven desde hace un tiempo.

Los niños solamente quieren jugar y poder hablar con otros niños. Por eso, si hay niños, siéntalos todos en la misma mesa. Es muy probable que, aunque no se conozcan, al cabo de 15 minutos estén jugando y riéndose como si se conocieran desde siempre.

Además, así dejarán tranquilos un rato a los mayores para que estén relajados.

  • Sienta a cada invitado en una mesa afín.

Claro, esto tiene toda la lógica del mundo: si hay familia cercana por parte de cualquiera de los novios, como primos que se lleven bien y que sean más jóvenes, siéntalos todos en la misma mesa.

Sienta a los amigos juntos, a los compañeros de trabajo… La cosa es que proporciones un espacio en el que todos se sientan bien y a gusto.

Nosotros, como te decimos, en Grupo Juan El Marchenero, tenemos ya una dilatada experiencia en la celebración de bodas y podemos ofrecerte el asesoramiento que puedas necesitar.

No Comments
Post a Comment

×