Blog

¿Cómo elegir el menú de tu boda?

Has llegado hasta aquí después de tomar muchas decisiones: fecha, lugar, invitados, decoración y es el momento de escoger el menú que quieres pero más que solo la tarta de bodas tienes claro que debes brindar varias entradas y opciones de bebidas para todo el transcurso de la velada.

 

El menú para el día de tu boda no es solo un deber más en tu lista, es algo necesario ya que es parte importante para amenizar ese día especial con tu familia y amigos. Sin embargo, es una de las tareas más divertidas de la organización por la infinidad de opciones y sabores que tendrás a tu disposición, eso si tienes en cuenta que  el mismo lugar donde realizarás la recepción ofrece servicio de catering, así tendrás que despreocuparte por el transporte y la frescura de los alimentos. Otros puntos que debes tener en cuenta son:

 

  1. Escoger comida de temporada y que no sea perecedera. Parece poco importante pero tener especial cuidado en esto hará que se mantenga fresca y luzca apetecible por mayor tiempo.
  2. Tener en cuenta a los invitados. Muchos tienen alergias e intolerancias que te vendría bien recordar para este momento o te llevarás un indeseado mal rato ese día. Además, algunos de tus invitados pueden ser niños.
  3. Decidir el horario. Esto determinará si será una comida de media tarde o una cena, cuántos aperitivos se darán y si deben ser fríos o calientes (dependiendo de la temporada que escogiste).

 

Después, de tener la respuesta a las dudas anteriores y haber determinado todo esto, podemos entrar a la prueba de menú y degustar a nuestro paladar. En este momento puedes decidir:

 

¿Qué bebidas?

Más allá de las bebidas alcohólicas, brinda una alternativa de refrescos, zumos, entre otros. Para que tus invitados menos intrépidos no se queden sin opciones mientras que para los más osados puedes ofrecer, además del vino, cerveza y champán, algunos cócteles u otra opción más llamativa.

 

La idea es que los sorprendas y des varias opciones, a partes iguales ya que esta será la primer muestra culinaria que degustarán, a su vez que tus invitados se refrescan un poco.

 

Aperitivos.

Estos se ofrecen en uno de los momentos más atractivos de la boda ya que tus invitados se sienten a gusto y comienzan a relacionarse entre ellos, así que nada mejor que unos cuantos aperitivos rodando por ahí junto con un par de bebidas. Aquí, queremos que sepas que es importante no hacerlo excesivamente largo ni muy corto ya que después sigue el banquete.

 

Lo que puedes hacer, es ofrecer alternativas deliciosas que impresionen a tus invitados, puedes mostrar cocina en vivo, mesa buffet de quesos, cortador de jamón, veneciador de vinos u optar por la comida tradicional española con un toque novedoso; piensa también en que su presentación puede resultar llamativa como: brochetas, pimientos fritos, cazuelitas de arroz, mini hamburguesas u otros. La idea es que dejes en la mente de tus invitados un recuerdo y una sonrisa difícil de borrar.

 

1° y 2° plato, ¿qué elegir?

Ambos platos deben ser elegidos teniendo en cuenta la temporada ya que así mismo sabremos si serán fríos o calientes, por lo regular el primer plato está conformado por comida de mar como mariscos, lomo de merluza, bacalao, entre otros; ya que son más ligeros.

 

Por otra parte, el segundo plato puedes cambiarlo por carnes rojas como solomillo en salsa de almendras, carrillada ibérica en su jugo, entre otras opciones; o si deseas puedes seguir con las alternativas que brinda el mar, todo acompañado con un buen vino que realce la variedad de sabores y olores.

 

A su vez, debes saber que existe la recomendación de incorporar información sobre los ingredientes que tiene cada plato para evitar una posible reacción alérgica o malestar no intencionado en alguno de tus invitados, así como ofrecer una alternativa vegana y otra para intolerantes.

 

Postres. El dulce final.

Al día de hoy, la gastronomía se ha convertido en un tema de mucha importancia y protagonismo pero es especialmente la repostería la que se lleva el premio por creatividad y deleite. Es por esto, que la tarta de bodas ya no son el único protagonista dulce del día sino que existen una serie de opciones que puedes ofrecer antes o después de decidirte a hacer el tradicional corte de tarta, tales como: pastelitos, postres, macarons, golosinas, entre otros.

 

 

Ahora es momento de revisar nuestro menú y tomar una decisión.

 

Tú decides…
Cuéntanos cómo te lo imaginas, le damos forma y lo hacemos juntos.

 

No Comments
Post a Comment

×