Blog

Cómo combatir los nervios prenupciales

Esos nervios inexplicables e incontrolables que sientes horas antes de tu boda es estrés prenupcial. Sin embargo, no es para menos ya que has trabajado meses por ese gran día escogiendo el lugar, seleccionando el menú y la música perfecta, enviando invitaciones, eligiendo el vestido ideal… y mil cosas más.

 

Pero, luego de pasar por todo ello estás a unas horas de dar el “sí quiero” y ¿los nervios te están ganando? No te preocupes, ya que aunque desees casarte es una reacción normal al tener las emociones a flor de piel en todo momento y es que, esta es una decisión que cambiará la vida de ambos. Por ello, conocer formas de reducir dicho estrés y ansiedad, serán tus mejores aliados, como por ejemplo:

 

 

Un poco de deporte

Ya revisaste varias veces que cada detalle esté dispuesto para la boda, así que es momento de reducir las emociones negativas y no hay nada mejor que el ejercicio ya que posee muchos beneficios psicológicos como ayudar a liberar endorfinas (el químico de la felicidad) que te desconectan de preocupaciones, aliviar la ansiedad, mejorar tu autoestima y mucho más. Al finalizar, estarás de mejor humor y muy feliz por casarte con la persona que amas.

 

Escápate unas horas

Puede ser con tu pareja o sola, el objetivo es que desconectes así que puedes ir a una cabaña, un spa o una caminata para que te concentres en vivir el momento. No obstante, si decides pasar tiempo con tu pareja no te preocupes por la tradición de “no pasar la noche previa juntos” ya que puedes separarte a la mañana siguiente muy temprano para prepararte y mantener la emoción del momento. Al regresar, estarás mucho más tranquila, positiva y lista para vivir tu boda al máximo.

 

Que la rutina continúe

Al ser un paso tan importante es fácil agobiarse y pensar de forma excesiva todo. Sin embargo, una forma de darle solución es continuar con tus rutinas: ve ha trabajar, haz ejercicio, pasea con tu mascota, cocina en casa, etc. La verdad, es que en los momentos simples y cotidianos se encuentra el equilibrio de nuestra vida, no desperdicies estos momentos y calma tus nervios prenupciales con un poco de normalidad.

 

 

Última noche de solteros

No nos referimos a que tengas una despedida de soltero ya que esta idea puede dejarte con ojeras y resaca si te extralimitas. Por otro lado, pasar una noche más con tu pareja, una noche más de solteros puede ser el remedio para tu estrés y ansiedad. O dicho de otra forma, prepara un plan que no tenga nada que ver con la boda y simplemente desconecta hablando con tu pareja de cosas triviales en algún hostal, donde solo la pasen bien.

 

Tiempo con amigos

Otra opción, es pasar tiempo con tus amigos con el objetivo de vivir el presente, así que simplemente puedes quedar con ellos para una copa de vino, mientras le preguntas por su vida y escuchas la música de fondo. Así que, frena y toma con calma estos momentos previos porque son estos pequeños instantes los que te ayudarán a relajar tu mente de esas preocupaciones pre boda sin sentido.

 

Disfruta del momento

Esta experiencia es única, la persona y el momento no se repetirán jamás por eso piensa en positivo, llénate de amor mientras piensas en todas las posibilidades que los esperan en este nuevo camino. De igual forma, vive tu boda como la celebración del amor que es y deja atrás todo lo que te preocupa y causa estrés.

 

 

¿Estás lista para caminar hacia el altar? 

Pide tu cita.

No Comments
Post a Comment

×